lunes, 23 de mayo de 2011

¿Quién es?

¿Tu opinión? 
-¿Qué haces por aquí?, me dejaste hace varios meses... ¿ahora te dignas a volver sin un aviso previo? Sé que te marchaste por orgullo, porque por una vez preferiste ser cauto, eso te glorifica. Por una vez no fuiste de guay, que demasiado hiciste ya en tres o cuatro meses en los que las tonterías se sucedieron una tras otra...

-Eh, para. Abandoné, es cierto, preferí lanzar un pañuelo blanco en señal de paz y retirada que morir en una batalla inútil, insulsa y carente de sentido que diera con mis huesos en la tierra más amarga... sí, es cierto, fui cobarde... pero también vuelvo a tener valentía ahora, ahora que vuelvo al lugar en el que todo quedó marcado, grabado a fuego. El lugar en el que más tiempo derroché, en el lugar donde dibujé con palabras mis firmes razones que yo mismo me creí...

-Y ahora vuelves...

-Sí, y ahora vuelvo. Después de dejar atrás el glorioso tiempo en el que me resistí a dejar aquí mi impronta. Después de callar y tragar en pro de la mejoría. Después de que varias personas me pidieran volver -y no lo hice, no sentía que debiera hacerlo-. Y vuelvo ahora, cuando me he limpiado cualquier vestigio de batalla ya pasada y veo las nuevas afrentas con ilusión, ganas, coraje... Y lo hago ahora, cuando lo he necesitado. Cuando he requerido soltar retazos de una mente hastiada de cargar con un peso al que le gusta liberar públicamente... Suelto de nuevo mi bolígrafo aquí cuando el sol se pone en el horizonte y hay que pensar en un nuevo mañana...

-No hace falta que me des más explicaciones. Bienvenido a tu casa...

1 comentario:

Jose dijo...

me alegro de tu vuelta